Susan Meiselas: “La cámara es una excusa”