Fotografiar en RAW, lo bueno, lo malo y algo más